¿Cómo implementar BIM en tu estudio y no morir en el intento?

Uno de los retos que tenemos como arquitectos es actualizarnos en todas las tecnologías que salen al mercado constantemente, y para no dejar a un lado el tema, empezaremos por hablar de la no tan nueva metodología de trabajo BIM, que nos hará ahorrar mucho tiempo (dinero) y trabajo en nuestros estudios de arquitectura, construcción o relacionados. Digo no tan nueva ya que lleva más de 10 años en el mercado, pero sigue existiendo mucha incertidumbre de si es para nosotros, ¿Cómo implementarla? ¿Cuánto cuesta? y muchas otras preguntas.

Todos sabemos que BIM (Building Information Modeling) es una metodología basada en un modelo tridimensional inteligente, en el que se integran todos los datos de cada uno de los elementos que componen el proyecto y se pueden compartir con otros profesionales que intervienen en la misma obra de manera colaborativa, centralizada y actualizada, esto para que todos trabajemos con la última versión.

Pero empezaré un poco por poner el freno a esto del utópico BIM, literalmente tenemos que madurar en esta metodología dentro de nuestro flujo de trabajo y establecer ¿Cómo y quién hace las cosas?

Marco general de una implementación.

Para ponernos en contexto de alguna forma es importante saber que implementar una nueva metodología de trabajo requiere de más que solo contratar una formación y pensar que ya puedes asumir proyectos en BIM cuando nuestros clientes nos lo piden. Te adelanto que si piensas de esta forma en un 99% fracasaras en la implementación (salvo que tengas un crack en tu estudio, entregue toda su disposición de hacerlo y ocurra un milagro XD. Seguro que habrá alguno y me gustaría escuchar ese caso de éxito ¿Cómo fue el proceso? sería muy interesante).

Hay que tomar en cuenta que una implementación nueva de trabajo, afecta todos los que estamos en el estudio y hasta con las personas (subcontratos) o empresas con las que habitualmente trabajamos. Por lo tanto debemos tomar en cuenta todo nuestro ecosistema de trabajo y decidir en qué flujos implementaremos esta metodología.

Por poner un ejemplo, si sólo te interesa mejorar los tiempos de entrega del proyecto (anteproyecto, básico o ejecutivo) podemos utilizar Revit únicamente y la implementación será más corta que si queremos llevar la metodología BIM hasta mediciones y presupuestos o la propia ejecución de la obra, pudiendo llegar hasta el mantenimiento de la obra. Por eso es importante saber hasta dónde podemos llegar con nuestros recursos de tiempo y dinero, sumando la curva de aprendizaje que nos harán madurar para empezar a entender esta metodología que es muy amplia.

El 80/20 de la implementación

Como el propio «principio de Pareto» dice, trataremos de enfocarnos en conseguir el 80% de los resultados con el 20% de esfuerzo aplicado a la implementación. Y lo que quiero decir con esto es que en la mayoría de los casos cuando estamos empezando en esto del BIM y nos dedicamos de manera autónoma o con un pequeño equipo de trabajo a abordar proyectos de diseño y edificación, nos enfrentamos casi a la misma problemática.

  1. Tener un software fácil de usar que se adapte a nuestro actual flujo de trabajo.

  2. Poder sacar mediciones / presupuestos del propio modelo.

  3. Que todos trabajemos con la misma información actualizada.

  4. Poder reutilizar la información en otros proyectos. Tal vez esta última podría ser una de las más importantes por no decir la más importante a la larga, ya que cada minuto invertido de manera correcta en esta etapa, te ahorrará tiempo (dinero facturado) a la larga en cascada en cada uno de los proyectos siguientes y no se le presta la atención necesaria.

¿Cómo implementar BIM en mi estudio?

La implantación, en la mayoría de los casos, se realiza en paralelo mientras se llevan a cabo los proyectos reales; es importante que sea lo menos invasiva posible y lo más ajustada a las necesidades y capacidades del estudio. Es importante buscar una orientación correcta para evitar posibles retrasos en las entregas o tener que repetir los proyectos bajo nuestra antigua forma de trabajo. Esto nos permitirá llegar a las entregas a tiempo.

Podemos hablar de muchas etapas dependiendo de cada uno de los casos en concreto considerando múltiples variantes, pero de manera general una estructura sólida para implementar sería la siguiente:

  1. Análisis previo.

  2. Desarrollo de plantilla wip por tipología.

  3. Formación general.

  4. Formación específica por rol bim.

  5. Simulación de proyecto.

  6. Publicación y entrega de estándares de trabajo.

  7. Seguimiento.

Análisis previo.

Lo primero que debemos hacer es comprender cuáles son nuestras necesidades y cómo podemos mejorar nuestro flujo de trabajo actual. De este modo, podremos definir mejor qué herramientas debemos utilizar y de qué manera. Trataremos de reciclar toda la información que actualmente sirve en el estudio y que por lo tanto nuestro equipo está familiarizado, reduciendo así la curva de aprendizaje.

Desarrollo de plantilla wip por tipología.

Posiblemente nuestro secreto a la hora de implementar, es la elaboración de plantillas de trabajo «wip – trabajo en progreso» previas a la formación. Es muy diferente buscar formación para saber utilizar a profundidad Revit, por ejemplo, a contratar una implementación. Recordemos que tenemos muy poco tiempo para poder asimilar los procesos que con un 20% de esfuerzo nos llevan al 80% de resultados.

Formación general y formación específica por rol bim

Imaginemos por un momento que cuando llegamos a esta etapa el primer día de formación tanto teórica como práctica, el instructor utiliza nuestra codificación (nomenclatura), nuestro grafismo, estructura de carpetas, etc. para explicar casi ¿Cómo documentar un proyecto en Revit?

Y básicamente es de lo que se trata, aquí hay que tomar en cuenta que esto que suena muy bien dependerá de si tenemos una estructura eficiente en nuestro actual flujo de trabajo o no, ya que entre más cosas valga la pena reciclar la implementación será más fácil.

Dividimos en dos la formación de general y específica ya que no todos diseñamos, medimos, presupuestamos o documentamos (por decir algunos), esto hace que lo que no te importa no te quite tiempo y te encuentres con que preferirías estar trabajando en el proyecto se tiene que entregar a presenciar la formación. Todas estas personalizaciones se tienen que definir en la primera fase de «Análisis previo».

Simulación de proyecto

Para poder comprobar que el conocimiento, el flujo de trabajo, junto con las exportaciones y colaboraciones quedan claras, es recomendable abordar un proyecto piloto o un proyecto que no sea tan complicado para abordar como equipo.

Publicación y entrega de estándares de trabajo

Como empresa que implementa en esta fase se trata de incorporar las dudas y mejoras que puedan surgir durante la implementación, ya que la primera versión de la plantilla servirá para tener un marco formativo del cual partir, pero donde realmente se encuentra la personalización es en la fase de formación, ya que el instructor y el equipo de trabajo acuerdan las necesidades específicas y se determinará el mejor camino posible con las actuales capacidades del equipo y su desarrollo en la implementación. De esta forma la primera plantilla de trabajo, será un ecosistema de trabajo familiar para el estudio.

Seguimiento

Por muy buena la implementación, hasta que no pasamos por algunos proyectos reales, hay cosas que podrían quedar un poco flojas o enfrentarse a situaciones que no se habían previsto. Por lo que es importante contratar un seguimiento por cualquier duda que pudiera surgir al menos los primeros 6 meses o por proyectos.

Conclusión

Podría escribir mucho más acerca de muchos pormenores a la hora de implementar y de hablar de muchos supuestos, pero creo que lo importante es tener claro que no es un reto imposible y con la ayuda de una plantilla de trabajo específica para cada una de nuestras tipologías comunes de construcción o líneas de servicio, podríamos estar trabajando bajo la metodología BIM antes de lo que nos imaginamos.
Todos los que nos relacionamos con la construcción podemos sacar ventaja de esta metodología para reducir costos y hacer más eficiente nuestro trabajo, lo que se traduce en más tiempo libre para abarcar más proyectos o pasar mejor tiempo de calidad con la familia.

Contacto

Mi nombre es Luis Ángel Barrios y puedes ponerte en contacto conmigo a través de mis redes sociales «Instagram @barriosluisangel» o escribiéndome directamente a hola@luisangelbarrios.com. Soy arquitecto superior especialista en BIM y si puedo ayudarte no dudes en ponerte en contacto, estaré encantado de hacerlo.

Compártelo a quien crees que le pueda interesar

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn